Translate

martes, 16 de septiembre de 2014

¡Ya llegó el Circo!

Los payasos llegaron a las estampillas de México
Pocos acontecimientos marcan tanto a los pequeños pueblos como lo hace una tragedia familiar, un accidente o un escaso suceso importante.  Pero lo que no tiene comparación es la magia y la fantasía que despierta entre los pequeños el famoso grito de: 
¡LLEGÓ EL CIRCO! ¡YA LLEGÓ!
Así era en mi época temprana, cuando te pasabas el verano jugando en el corral de la casa o andar en bicicleta todas las tardes, si el clima era soleado.
De pronto cuando menos lo esperaba escuchaba el grito de ¡Llegó el circo! ¡Llegó el circo! entre los amigos o los primos más grandes.
La Carpa enorme
Si estabas haciendo un quehacer, tratabas de terminar pronto, te enjuagabas la cara, te lavabas las manos, te alisabas el cabello y salías corriendo hacia donde habitualmente se levantaban las carpas del circo.
El clásico domador de fieras
Y es que todo era algarabía, trajín, ruidos diferentes y mucha gente de arriba abajo y lo más importante veías muchos animales, quizá verías un payaso o un equilibrista, el que más buscaba entre los artistas era el domador de fieras porque generalmente estaba dando agua a sus leones o revisando que estuvieran en lugar seguro sus grandes y hermosos felinos.
Era la única oportunidad que tenía de conocer animales salvajes en mi pueblo, y me extasiaba viendo los leones, panteras, tigres, elefantes, hipopótamos, llamas y muchos changos.
Incluso en una ocasión participe en un circo, fue cuando estaba estudiando la secundaria y después de comer me fui al circo, las primeras funciones iban a ser esa misma tarde-noche y, aunque no sabía si mis padres me llevarían, yo ya estaba presente en el mismo.
Estampilla forma rara de Payaso
De pronto salió un señor de uno de la carros-casa y me pidió que si le ayudaba, necesitaba conseguir unas cocas para sus actos, así que me fui corriendo a conseguirle su pedido, él me esperaba en el escenario, entré y fui al camerino donde ya estaban acomodando algunos caballos, perros, simios y cuanto animal ocupaban en el show.
Los elefantes siempre han sido maravillosos
Yo estaba emocionadísimo, jamás había estado en esa parte de los circos durante la función, pronto me pidió que sujetara unos ponis que puso frente a la salida, después sostener unos caballos percherones, estos me dieron mucho miedo, eran enormes, mi estatura era muy baja y el estar junto a unos animales gigantes me dio pánico, afortunadamente los animales estaban muy relajados, supongo acostumbrados a trabajar.
Las equilibristas fantásticas
En los intermedios veía a los payasos y equilibristas hacer su función, me quedaba sin aliento cuando quedaban suspendidos en el aire, fue súper emocionante. Lo único malo es que llegué tarde a casa después de dos funciones, no había hecho mis deberes y así me fue, pero en fin.   Actualmente es un lindo recuerdo y cuando lo cuento a mis hijos no me lo creen.
Cuando llega el circo, acostumbro llevar a mis hijos a ver el zoológico que presentan y por la tarde vamos a una función.
Lo que me da tristeza es el trato que algunos dueños les dan a los animales, leones flacos, caballos destragados y a veces notas animales maltratados cuando no hacen bien su show.  Y por culpa de estos malos cirqueros y ciertos grupos políticos, le han dado palo a este bonito y único espectáculo que se presentaba en los pequeños pueblos queretanos.
Si en mi país se aplicara legalmente la defensa y protección de los animales silvestres y animales domésticos no habría animales maltratados, pero seguimos apoyando la pelea de perros, la pelea de gallos, aves canoras enjauladas, los acuarios, las carreras de caballos y galgos, la pesca disque deportiva y la sangrienta tauromaquia.
Estampilla formando un rompecabezas
Pienso en los niños que como yo, deseaba conocer un león, un elefante o un camello.

Estoy leyendo el libro de la canadiense Sara Gruen, su novela titulada Agua para Elefantes y me ha hecho recordar ese suceso, recrear los olores, los gritos, el ta-ta-ta-ta cuando están poniendo las lonas, el espectáculo que dan los artistas cuando están practicando sus rutinas, el desfile de artistas y fieras.  Por lo que ya deseo que llegue el Circo.

Puedes seguirnos a través de los siguientes sitios:

y diariamente en Facebook/estampillas postales.internacional

Visita el pueblo mágico de Bernal, los viñedos y balnearios de Ezequiel Montes, Visita Querétaro y Visita México.

1 comentario:

Guadalupe Morales Grifaldo dijo...

¡Cómo siempre, Ing. excelente artículo! Aunque nunca tuve la fortunaa de asistir a lso circos, pero como bien dices, tú, esos gritos, de...... ¡Ya bien el cinco! fue muy popular en varias partes de nuesta República Mexicana hace ya algunos ayeres.